Seguridad Informática para Empresas – Servicios de Ciberseguridad

La ciberseguridad como estrategia de fidelización de clientes

Héctor Medina Moro // 09 de octubre de 2018

Tendencias tecnológicas para 2018.

Estamos inmersos en una nueva revolución tecnológica. La manera en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos será modificada por el impacto de las nuevas tecnologías. La velocidad en la que se están generando los cambios disruptivos abre un mundo de oportunidades para las empresas y consumidores. Sin embargo, como toda tecnología, trae consigo incertidumbre y una serie de riesgos que deben ser analizados.

Según el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, la industria 4.0:

“No solo cambiará lo que hacemos sino también lo que somos”.

Las tendencias tecnológicas para este año 2018 son: Tecnología 5G, blockchain, inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada, conversación con las máquinas, Big Data y Smart Data, digital twins,y open source. Todas ellas conllevan la integración con dos piezas claves: el Internet de las cosas y la ciberseguridad.

El mercado de la ciberseguridad en cifras.

La evolución de las TIC está vinculada a una necesidad de protección y seguridad que aseguren la conectividad entre dispositivos. En la siguiente imagen se muestra algunas de los datos más relevantes de por qué el mercado de la ciberseguridad está en auge.

¿Qué relación tiene la ciberseguridad y el Internet de las Cosas?

Las nuevas tendencias de consumo giran en torno al mundo tecnológico y la hiperconectividad entre distintos dispositivos y plataformas. Es cada vez más habitual en los nuevos productos los soportes y dispositivos digitales. Gracias a esta inversión las compañías obtienen dos grandes ventajas.
  • La libre circulación de información entre todos los dispositivos
  • La rapidez y eficacia en cada uno de los procesos
Pero estos beneficios deberán serán medidos por la métrica más importante: la satisfacción y fidelización de clientes. La relación empresa-cliente cambia por completo, siendo este último el epicentro de su actividad, no obstante ¿las compañías están realmente considerando al cliente final? Cuando digo considerando, me refiero a todos los procesos en los que el cliente final está involucrado. Los hábitos y acciones diarias están cada vez más conectados a dispositivos electrónicos, estos facilitan la vida diaria de las personas, permitiendo entre otras muchas cosas el ahorro de tiempo y la conectividad. Por contra, se sobreexpone a los usuarios a errores causados por debilidades en dichas tecnologías/plataformas:
  • Ataques informáticos que interrumpan su producto o servicio.
  • Vulneración de la privacidad de sus datos personales.
El atacante pretende sustraer la información de los datos personales de clientes. Con el objetivo de vender esos datos o bien de suplantar la identidad de un usuario. Tarjetas de crédito, direcciones, conversaciones, contraseñas, hábitos de vida, son alguno de los robos de datos personales más habituales. Un error en este ámbito provocaría que se dañe la relación entre los clientes y las marcas, una perdida en su confianza que se traduciría directamente en pérdidas económicas.

El internet de las Cosas (IoT)

El último estudio publicado por el ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información) en 2017, afirma que son cada vez más las personas que sufren algún tipo de problema de seguridad. No obstante, las organizaciones no pueden permitirse alejarse de los clientes para evitar estos riesgos, sino conectar más con ellos. Los nuevos productos y servicios que incorporen tecnología van a tener que evitar los riesgos generados por ciberataques. Si la definición más básica de marketing afirma que hay que mimar al cliente, como mimaran a ese cliente si no son capaces de protegerlos. Todas las compañías tienen así una oportunidad relevante y diferencial para llegar a sus clientes: la ciberseguridad.

La ciberseguridad como herramienta de fidelización de clientes.

circulo impactos Comentaré alguna de las marcas que se vieron afectadas por ataques informáticos en sus dispositivos y servicios. Wolkswagen: Un grupo de investigadores de Birmingham descubrió fallos de seguridad que permiten a cualquier atacante desbloquear todos los coches producidos en las últimas dos décadas de manera inalámbrica. Inversión en publicidad de la marca  en el año 2016: 27.769, millones de Euros. Whole Foods:  Los nuevos supermercados también están expuestos a riesgos por ataques informáticos. Aspectos fundamentales como no romper la cadena de frió o la tendencia del e-commerce. La compañía sufrió problemas con el sistema de pago en sus tiendas y restaurantes, que provocó el robó de los datos bancarios de sus clientes.

De poco servirá la inversión en publicidad si no va acompañada de tecnologías perfectamente seguras, que eviten el riesgo de recibir ciberataques.

Supongamos que se han obtenido buenos resultados en la realización de una campaña publicitaria de un nuevo producto o servicio hiperconectado. Las características y las funcionalidades de esos nuevos productos parecen muy atractivas para posibles clientes. Sin embargo, poco tiempo después del lanzamiento de producto. Un grupo de usuarios presenta una queja por que sus dispositivos han sido bloqueados por un ataque y no se pueden utilizar. ¿Qué impacto tendrá sobre la marca este grupo de clientes? Claramente desastroso, que llevaría a la empresa a una crisis. Por eso la inversión y prevención en ciberseguridad es una apuesta fundamental para fidelizar a tus clientes y evitar riesgos y perjuicios asociados a ciberataques.

Las tecnologías como medio no como fin.

Como conclusión creo que es importante conocer la forma en la que actualmente, las marcas se relacionan con sus clientes. Las compañías están mucho más cercanas a ellos, los conocen mucho más. Al mismo tiempo, ha provocado una mayor complejidad para alcanzar su satisfacción. Más factores y estrategias se añaden en el desarrollo de nuevas soluciones. La fidelización de clientes será sin duda mucho más accesible, pero a la vez más difícil y con poco margen de error. La competencia es inmensa y el consumidor es cada vez más exigente. Conseguir que tus clientes sean prescriptores de tu marca ya no vale con productos y servicios meramente estáticos. La hiperconectividad y la eficiencia están altamente demandadas. Nuevos dispositivos aparecen y rodean constantemente los hábitos en las personas. La ciberseguridad supondrá un reto más, y una estrategia de fidelización de clientes. La inversión permitirá garantizar la protección de todos los sistemas. La concienciación por parte de todos resultara también esencial. El objetivo, sencillamente será conseguir que las nuevas tecnologías logren grandes ventajas y avances para todas las personas.

Héctor Medina Moro |  Departamento de Marketing en R3 CyberSecurity

 

Comparte el post con tus amigos

CON LA CONFIANZA DE

logos2

ÚNETE AL EQUIPO

Conoce todas las oportunidades profesionales que te permitirán alcanzar tus metas personales.

R3 Ciberseguridad

© R3 CyberSecurity