Implantación SGSI

Sea reconocido por cumplir con los estándares más estrictos en cuanto a la seguridad de la información se refiere

Para garantizar que la seguridad de la información es gestionada correctamente se debe identificar inicialmente su ciclo de vida y los aspectos relevantes adoptados para garantizar su:

  • Confidencialidad: la información no se pone a disposición ni se revela a individuos, entidades o procesos no autorizados.

  • Integridad: mantenimiento de la exactitud y completitud de la información y sus métodos de proceso.

  • Disponibilidad: acceso y utilización de la información y los sistemas de tratamiento de la misma por parte de los individuos, entidades o procesos autorizados cuando lo requieran.

En base al conocimiento del ciclo de vida de cada información relevante se debe adoptar el uso de un proceso sistemático, documentado y conocido por toda la organización, desde un enfoque de riesgo empresarial. Este proceso es el que constituye un SGSI.

Por tanto, la implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI), es el paso definitivo para un control adecuado de la seguridad en su conjunto.

La ISO/IEC 27001 es el estándar de gestión de la seguridad de la información más extendido en todo el mundo.

Disponer de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información adecuado, permite a cada empresa, ofrecer unos servicios o productos más seguros o confiables a sus clientes.

En muchos casos, la implantación de un SGSI, siguiendo la norma ISO/IEC 27001, otorgará ventajas a nuestros clientes, en la contratación con otras empresas colaboradoras, puesto que si ellos ya estuvieran certificados en dicha norma, la contratación con empresas certificadas, sería más sencilla y ágil.

 

En cualquier caso, una correcta gestión de la seguridad en la empresa, aporta los siguientes beneficios:

  • Establecimiento de una metodología de gestión de la seguridad clara y estructurada.

  • Reducción del riesgo de pérdida, robo o corrupción de información.

  • Los clientes tienen acceso a la información a través de medidas de seguridad.

  • Los riesgos y sus controles son continuamente revisados.

  • Confianza de clientes y socios estratégicos por la garantía de calidad y confidencialidad comercial.

  • Las auditorías externas ayudan cíclicamente a identificar las debilidades del sistema y las áreas a mejorar.

  • Posibilidad de integrarse con otros sistemas de gestión (ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001…).

  • Continuidad de las operaciones necesarias de negocio tras incidentes de gravedad.

  • Conformidad con la legislación vigente sobre información personal, propiedad intelectual y otras.

  • Imagen de empresa a nivel internacional y elemento diferenciador de la competencia.

  • Confianza y reglas claras para las personas de la organización.

  • Reducción de costes y mejora de los procesos y servicio.

  • Aumento de la motivación y satisfacción del personal.

  • Aumento de la seguridad en base a la gestión de procesos en vez de en la compra sistemática de productos y tecnologías.